Las 6 trampas del chavismo para no perder las elecciones en Venezuela

ÁLEX VÁSQUEZ S.

Nunca en 17 años de estudio de la política vi a un Gobierno enfrentar un proceso electoral en condiciones tan adversas. No creo que el oficialismo pueda revertir la brecha a favor de la oposición, en todo caso podrá tratar de reducirla”. La frase la dijo el politólogo John Magdaleno durante el foro Cobertura electoral en tiempos de crisis, organizado por la ONG Espacio Público y refleja la realidad de los estudios de opinión sobre el clima electoral a poco más de un mes para las parlamentarias.

Datanálisis, IVAD, Keller y Asociados y Delphos coinciden en que la ventaja a favor de la oposición de cara a las parlamentarias está entre 18 y 25 puntos porcentuales. Es justamente lo que Magdaleno considera difícil de revertir, y el Gobierno está consciente de esa dificultad.

Ya el presidente Nicolás Maduro lo advirtió: “Yo creo que las elecciones del 6 de diciembre pudieran ser las más difíciles que ha enfrentado la revolución”, dijo el 4 de octubre durante la juramentación del Comando de Campaña Bolívar-Chávez en el Teatro Principal de Caracas. Y no se equivocó, desde que el chavismo existe nunca participó en una contienda electoral con números tan adversos. El 20 de octubre, desde Barinas, el mandatario remató: “Las elecciones hay que ganarlas como sea”.

El oficialismo se legitima en elecciones y sabe ganarlas. No podría esperarse que, en las parlamentarias, se queden de brazos cruzados. Así que ya ensayan estrategias para revertir la ventaja.

A continuación, las seis jugadas tramposas que se inventó el chavismo, con la venia del Consejo Nacional Electoral, para intentar ganar el 6D.

No a una observación internacional calificada

El representante electoral de la Mesa de la Unidad Democrática ante el CNE, Vicente Bello, ha reiterado la importancia de que las parlamentarias cuenten con una observación internacional calificada y no con un simple acompañamiento electoral. Bello explicó la diferencia entre ambos términos: la observación calificada sólo la tienen organismos como Naciones Unidas, la Organización de Estados Americanos o la Unión Europea, que cuentan con equipos de técnicos especializados en cada fase del proceso, que visitan los países desde que inician las auditorías, vigilan la campaña, recorren con autonomía cada centro de votación el día de la elección y se mantienen en el país durante varios días después de finalizado el proceso. Al final, presentan un informe detallado sobre lo que observaron. Por otra parte, en el acompañamiento, que realizan organizaciones como Unasur no ocurre así: “La Unasur sólo viene pocos días antes de las elecciones, va a los lugares que le escogen y se va sin emitir opiniones”, señaló.

La presidenta del CNE, Tibisay Lucena, sólo permitió el acompañamiento de Unasur, Corea del Sur, Rusia, Centro Africano y Celac. La oposición quedó inconforme.

Brasil no enviará una delegación a las parlamentarias porque no aceptó que su labor se limite a la de acompañantes, y no a observadores con autonomía.

El bachaqueo de diputados

El integrante del equipo electoral del Comando Venezuela Unida, Aníbal Sánchez, denunció lo que la oposición llamó “bachaqueo de diputados”: los cambios en índices poblacionales que la mayoría del oficialismo aprobó en la Asamblea Nacional, que quitaron diputados en algunas circunscripciones, usualmente de tradición opositora, para trasladarlos a otros, de dominio chavista.

Cuando se analiza el comportamiento electoral de las cinco circunscripciones, que de acuerdo con el proyecto de circuitos elaborado por técnicos del CNE ahora cuentan con un diputado adicional (4 de Aragua, 1 de Barinas, 1 de Guárico, 6 de Miranda y 1 de Nueva Esparta), se observa que el PSUV los ha dominado con amplia ventaja desde las elecciones de 2008.

En los seis procesos electorales que ha habido desde las regionales de 2008 hasta las municipales de 2013, el oficialismo ha ganado en el circuito 4 de Aragua con un promedio de 24,3% de ventaja.

La MUD, en una carta que entregó al CNE cuando se conoció la decisión, afirmó que no se justificaba, de acuerdo con las proyecciones del INE, que ese estado tuviera un diputado más. En su lugar, afirmó, que ese parlamentario debió asignarsele a Amazonas.

En esas seis elecciones, el chavismo ha ganado con 29,4% de ventaja en el circuito 1 de Barinas, con 35,9% en la circunscripción 1 de Guárico y con 32,9% en el circuito 6 de Miranda. En este último caso, el nuevo diputado que irá a esa zona chavista (los Valles del Tuy) se le quitó a un espacio de dominado cómodamente por la oposición: el circuito 2, compuesto por Baruta, Chacao, El Hatillo y Leoncio Martínez (Sucre). La MUD denunció que ese cambio no está justificado estadísticamente. Pero su reclamo no fue escuchado.

El único espacio en el que la ventaja del PSUV no es tan sólida es la circunscripción 1 de Nueva Esparta, donde la oposición ganó en 2008 y en 2010 con 6,3% a su favor, en promedio. Sin embargo, en las últimas cuatro elecciones ha ganado el PSUV con 12,03% de ventaja.

Otro caso que llama la atención es el de la parroquia 5 de julio, ubicada en la frontera entre el municipio Caroní, de Ciudad Bolívar, y el municipio Casacoima, de Delta Amacuro. Desde 2011, de acuerdo con la reforma de la Ley de Ordenamiento Político Territorial, esta parroquia dejó de formar parte de Casacoima y fue agregada a Caroní, pero en los procesos electorales, por la distribución de las circunscripciones, se mantenía como parte de Delta Amacuro.

Ahora la parroquia 5 de julio formará parte de Caroní. En el circuito de Caroní se escogen tres diputados nominales y, por su tendencia en los últimos cinco procesos electorales, podría favorecer a la oposición; sin embargo, la parroquia que se le agregó, la 5 de julio, es de tendencia fuerte hacia el chavismo.

Estado de excepción

Militarizar la frontera a través el decreto de estado de excepción en Táchira, Zulia y Apure podría inclinar la balanza en cuanto al número de diputados.

Hay 23 municipios bajo estado de excepción que se encuentran ubicados en 9 circuitos electorales, y que otorgan 9 de los 167 parlamentarios en disputa. Aunque el número es pequeño, son espacios fundamentales para el 6D, porque 6 de los 9 curules se disputan en circuitos reñidos y la oposición está obligada a ganar todas las circunscripciones de ese tipo para tener oportunidad de conquistar la mayoría del Hemiciclo (84 diputados).

El integrante del Equipo Ejecutivo del Comando Venezuela Unida, Enrique Márquez, afirmó que el estado de excepción no les ha impedido a los candidatos de la oposición hacer campaña en la mayoría de esos circuitos. “Ellos están haciendo su campaña, sus visitas casa por casa. Sólo en la frontera de Táchira hemos tenido problemas, pues se le ha prohibido a Laidy Gómez hacer campaña”, señaló.

Gómez es candidata en la circunscripción 1 de la entidad, que comprende los municipios Rubio y Ureña, entre otros del suroeste de ese estado.

Esta semana el presidente Maduro extendió el estado de excepción por 60 dìas más, lo que quiere decir que en los circuitos fronterizos se votará con las garantías restringidas.

Usurpación de identidad

Luego de denunciar que no reconocía el resultado de las presidenciales del 14 de abril de 2013, el Comando Simón Bolívar entregó ante el CNE un informe con las irregularidades del proceso y exigió cotejar las actas de las máquinas de votación y las papeletas, con los cuadernos. Argumentaron que así se podía comprobar si se había usurpado un número significativo de identidades.

Esto pudo –y puede– ocurrir, porque la máquina de votación no impide el derecho al sufragio (así lo establece la Constitución) aunque la huella de un elector no coincida con el número de cédula que entrega. El CNE señaló que, si bien es cierto que eso puede suceder, los casos en los que pasa son tan pocos que no influyeron en los resultados.

Para evitarlo, la MUD entregó un comunicado al CNE el 4 de octubre con una serie de exigencias, entre las que pedía que se baje de siete a cuatro la cantidad de veces consecutivas que la máquina de votación permite que los electores cuya huella no coincide con sus datos puedan votar. El CNE no lo aceptó.

En una elección en la que cada circuito puede definirse por pocos votos, resulta fundamental cuidar cada uno de ellos.

El dinero de todos

Como ocurre elección tras elección, el CNE se hace de la vista gorda ante el abuso de la condición de funcionarios de algunos candidatos del Psuv, que aprovechan los recursos del Estado para hacer campaña. En sus recorridos casa por casa para elaborar las listas 1 por 10, los aspirantes del polo Patriótico andan en compañía de alcaldes, gobernadores, ministros o vicepresidentes y entregan Canaimitas, neveras, televisores, materiales de construcción y hasta pocetas, además participan en la asignación de casas de la Misión Vivienda.

El artículo 67 de la Constitución prohíbe al Estado financiar partidos y el artículo 145 de la carta magna establece que “los funcionarios están al servicio del Estado, no de parcialidad alguna”.

Por su parte, la Ley Orgánica de Procesos Electorales, en su artículo 75, prohíbe el financiamiento de la propaganda con recursos públicos. El 20 de octubre, desde la inauguración de una planta de maquinaria de construcción en Barinas, Maduro, aprovechando su condición de jefe de Estado, promocionó desde la señal de Venezolana de Televisión a varios candidatos del Psuv. Estos le respondían: “El 6 de diciembre gana Chávez”.

Oposición de mentira

Con el eslogan “Somos la oposición”, candidatos oficialistas con la tarjeta de MIN Unidad (gracias a una decisión del Tribunal Supremo de Justicia, que cambió su directiva) pretenden confundir al electorado. Además, el partido escogió su ubicación al lado derecho de la tarjeta de la MUD y en su emblema destaca la palabra Unidad, con letras blancas y fondo azul.

Uno de sus candidatos es William Ojeda, por el circuito 3 de Miranda (Sucre), quien también fue inscrito por el PSUV, pero a pesar de eso se vende con el mismo eslogan: “Somos la oposición”, que se destaca en sus vallas. Su propaganda incluye a supuestos residentes de urbanizaciones del municipio que atacan la gestión del alcalde Carlos Ocariz.

Además de tener tarjetas parecidas, una al lado de la otra, en el circuito 1 de Aragua, MIN Unidad también inscribió a una persona con el mismo nombre del candidato de la MUD: Ismael García.

Lea la nota original en runrun.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s